Como vuelan las vacaciones, ¿y ahora qué?

Como vuelan las vacaciones, ¿y ahora qué?

Pues sí que vuelan…La semana santa se ha terminado. Toca volver al trabajo y a las clases. Sabemos que regresar de las vacaciones no siempre es fácil, se hace un poco duro, pero mantener el buen ánimo y sobrevivir en el intento, es posible.

Dormir lo que te pida el cuerpo, ver a esos amigos que no ves normalmente por culpa de la distancia, descansar, liberarse de las exigencias cotidianas…Menuda semana! ¿Y ahora qué? ¿Cómo afrontamos la vuelta a la rutina?

Estrés, depresión, malestar físico... Suelen ser los síntomas de que estás sufriendo el día de hoy. Como lo más normal es que tardes una semana en acostumbrarte a la rutina, te recomendamos empezar con un horario más suave y calmado e ir aumentando el ritmo poquito a poco. Descansa las horas necesarias, es decir que toca ir para cama un poco antes que normalmente y así recuperar horas de sueño que necesitarás mañana.

Ten en cuenta que si haces deporte o algún tipo de ejercicio físico conseguirás relajar cuerpo y mente evitando que la presión de las clases y el trabajo te agobie todo el día... Además lograrás bajar esos kilos de más ganados por tanta comida y fiesta con los amigos y familia. Comenzar con propósitos saludables hace que comiences la rutina con más ilusión, por lo que proponerse objetivos de este tipo es de lo más recomendable y además el tiempo te echará una mano, por lo menos hasta el jueves.

Mejorar tu ambiente de trabajo o de estudio es otro consejo muy recomendable para ir llevándolo… Flores, plantas, objetos coloridos....Es una buena manera de reducir el estrés. También puedes optar por decorarlo de otra manera. Hay estudios que confirman que una mesa de trabajo ordenada y diseñada por el propio trabajador hace que este se sienta más cómodo y reduzca su estrés, por lo que seremos también más productivos.

Como último consejo (para nosotros, el mejor) te recomendamos que hagas planes divertidos los findes. Organiza esos 2 días con planes interesantes, como cuando estabas de vacaciones, de esa forma harás que tu rutina no cambie de forma drástica. No hay mejor manera de comenzar a trabajar o a estudiar que estando relajado, así que opta por utilizar los sábados y domingos para distraerte y descansar.

Queremos hacer cosas que nos hagan salir de la rutina pero hay tiempo para todo y ahora toca afrontar nuevos objetivos.

Si de verdad amas lo que haces no te costará mucho acostumbrarte, ¿y ahora qué?

No hay comentarios.

Inicia sesión para comentar